jueves, 13 de octubre de 2016

Coliflor en Suflé. Reto Bardají



Todas las amigas que hemos participado en este reto, estamos plenamente de acuerdo, el Sr. Bardají nos ha sorprendido.
Su repertorio de recetas va desde la mas sencilla y diaria, hasta la más sofisticada y de evento de impresionar, y viniendo de la época que viene (principios del siglo XX) aún tiene mas mérito.

La de hoy es un receta que puedes presentar en una comida de invitados y quedar como una reina, nunca una humilde coliflor ha quedado tan chic y elegante.

Ingredientes (4/5 raciones)
-500 grs de coliflor y patata ya cocida y escurrida
-2 huevos grandes
-50 ml leche
-50 grs de mantequilla
-50 grs de harina
-un buen puñado de queso rallado
-sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:
Cocemos la coliflor y la patata con sal (en la receta original no pone patata, poned la proporción que mas os guste). La dejamos enfriar bien escurrida de agua, una vez cocida.

En una sartén derretimos la mantequilla y añadimos la harina, dejamos que se cocine la harina sin que coja color. Reservamos y dejamos enfriar.

Pasamos por el chino la patata y la coliflor, la ponemos al fuego y añadimos la mezcla de la harina y la mantequilla. Removiendo continuamente, cuando empiece a espesar, añadimos los 50ml de leche caliente y seguimos removiendo, hasta que coge una textura y consistencia espesa.Salpimentamos y añadimos la nuez moscada.

Retiramos del fuego y añadimos el queso rallado, mezclándolo bien (este paso, tampoco lo indica en la receta). 

Batimos las claras a punto de nieve y las yemas las vamos añadiendo cuando la mezcla de la coliflor está templada. 
Añadimos las claras con movimientos envolventes.

Echamos la mezcla en los ramenquines que habremos engrasado con aceite o mantequilla, casi llegando hasta el borde (yo no los llené lo suficiente y no quedaron tan vistosos, pero os aseguro que subieron y bien).
Metemos al horno a 180º durante unos 15/20 minutos y veas que han subido y han cogido color dorado.

Servir inmediatamente ya que se bajan muy rápido.

Si queréis probar otros suflés, os recomiendo éste.

Como podéis ver, yo no he utilizado los ramenquines reales, que tienen unos surcos en los laterales. Es posible que sean mejores y que suba la masa bastante mejor, pero os aseguro que con estos cuencos sube y no es necesario tener los de verdad, si solo vais a realizar este tipo de suflés en un par de ocasiones.
Los míos, a pesar de que hice la foto rápidamente, se bajaron durante la sesión fotográfica...

Como siempre os dejo las recetas de mis compis.

1 comentario:

  1. Muy original este soufle, seguro que está increible. Un besazo

    ResponderEliminar